FDM-FFF o modelado por deposición fundida

Proceso impresión FDM o FFF

El FDM o, también conocido por modelado por deposición fundida (MDF), es un proceso de fabricación utilizado para el modelado de prototipos y la producción a pequeña escala.

Se utiliza una técnica aditiva, depositando el material en capas, para conformar la pieza. Un filamento plástico o metálico que inicialmente se almacena en rollos, es introducido en una boquilla. La boquilla se encuentra por encima de la temperatura de fusión del material y puede desplazarse en tres ejes controlada electrónicamente. La boquilla normalmente la mueven motores a pasos o servomotores. La pieza es construida con finos hilos del material que solidifican inmediatamente después de salir de la boquilla.

Esta tecnología fue desarrollada por S. Scott Crump a finales de la década de 1980 y fue comercializada en 1990. El término en inglés, Fused Deposition Modeling, y sus siglas, FDM, son marcas registradas de Stratasys Inc. El término equivalente, fused filament fabrication (fabricación con filamento fundido) y sus siglas FFF, fueron acuñados por la comunidad de miembros del proyecto RepRap para disponer de una terminología que pudieran utilizar legalmente sin limitaciones.

La técnica consiste en termoplásticos de producción para fabricar piezas resistentes, duraderas y dimensionalmente estables con mayor precisión y repetibilidad que cualquier otra tecnología de impresión 3D.

Las impresoras 3D que utilizan la tecnología FDM crean piezas capa por capa de abajo a arriba calentando y extruyendo el filamento termoplástico.

Fases del proceso general de la técnica aditiva FDM

  • Procesado previo: El software lamina y coloca un archivo CAD 3D. Se calcula la trayectoria para extrudir el material termoplástico y cualquier material de soporte necesario.
  • Producción: La impresora 3D calienta el material termoplástico hasta que alcanza un estado semilíquido y lo deposita en gotas ultrafinas a lo largo de la trayectoria de extrusión. En los casos en los que se precisa un soporte o apoyo, la impresora 3D deposita un material eliminable que hace las veces de andamiaje.
  • Post-procesado: El usuario retira el material de soporte o lo disuelve en agua y detergente y, a continuación, la pieza ya se puede utilizar.

La tecnología es limpia, fácil de usar y adecuada para las oficinas. Los termoplásticos de producción compatibles son estables mecánica y medioambientalmente. Las geometrías y las cavidades complejas que podrían ser problemáticas al usar otros sistemas se convierten en tarea fácil gracias a la tecnología FDM.

FDM Oficina

La tecnología FDM utiliza los mismos materiales termoplásticos probados que se pueden encontrar en los procesos de fabricación tradicionales. Para aplicaciones que requieran tolerancias exactas, resistencia y estabilidad medioambiental (o propiedades especializadas tales como la disipación electrostática, la traslucidez, la biocompatibilidad, la inflamabilidad VO y la clasificación FST) se pueden utilizar diferentes tipos de aditivos FDM.

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] en el anterior post comentábamos en qué consistía la técnica FDM-FFF y un poco su historia; ahora vamos a entrar a […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *